Y SI LE PREGUNTAMOS AL ÁRBOL?

Te imaginas un árbol enfadado porqué ha llegado el verano, tiene sed y calor, y se le están cayendo las hojas? Te imaginas que te encuentras con él paseando por el bosque y te comenta: «Vaya chusta, oye. Con lo guapo que yo estaba con mis hojas y mis brotes y mis frutos primaverales y ahora mira, aquí el verano, que amarillo y feo me estoy poniendo, y encima voy hacia el otoño que me caerán todas las hojas y me quedaré aquí como medio muerto, ya ves que panorama me espera…» Te imaginas seguir tu paseo y dejar ahí, al árbol, con cara de enfadao y enfurruñao, protestando?

Ya. No. Es completamente inverosímil. Porqué esta capacidad de enfadarse con lo que está sucediendo sólo la tenemos los humanos. No nos damos cuenta de que en realidad, nos estamos enfadando con lo que estamos viviendo ahora, que es el único momento en el que la Vida sucede. No nos damos cuenta pues, de que, en realidad, nos estamos enfadando con la Vida.

Porqué la Vida no es otra cosa que lo que estás viviendo ahora. En Realidad, no ocurre nada más en tu vida que lo que está ocurriéndote ahora. Otra cosa es todas las ideas, opiniones, pensamientos, cábalas, miedos, hábitos, obsesiones, etc, que tu mente pueda añadir a este momento. Y éste es el verdadero problema. Que confundes toda esta amalgama de pensamientos con lo que está ocurriendo. Y que finalmente te pierdes lo que la vida te ofrece, que puedo garantizarte que NO es tan terrible como toda esa autopista de ideas que recorre tu cabeza a toda velocidad.

Es imposible Estar en Paz y encontrar claridad mental, o lucidez emocional, u honestidad para saber que camino quieres seguir en tu vida, si estás inmerso en esa locura de tu mente.

Y es por ésto que el árbol te da la lección que te da con su sola PRESENCIA. El está en ese estado de Paz y Aceptación de como es su vida totalmente. No entra en discusión con ninguna de sus circunstancias. Es por ello por lo que el bosque y la montaña son bellísimos en cualquiera de sus momentos y estadios. Siempre puedes encontrar la Paz y el Sosiego si entras en profunda relación con cualquier elemento de la naturaleza, o con su paisaje.

Y si le preguntamos al árbol cómo lo hace?