MÁS ALLÁ DE LAS APARIENCIAS

Cómo sería si, ante cualquier situación que mi mente juzga como un problema, me parara a mirar más allá de las apariencias?Más allá de lo que yo creo que estoy viendo o pensando o sintiendo sobre éso?

La tendencia humana más habitual es mirar el problema en sí mismo como algo fragmentado, separado del resto de implicaciones mundanas que nos rodean. Así, vamos diseccionando y diseccionando la situación a través del pensamiento en nuestra mente, hasta tener la percepción de que estamos solos ante eso y que por tanto nuestro sentir o pensar sobre ello es lo correcto, porqué es lo único. La sensación de cerrazón en tí mismo y tu pequeño mundo, por poco que te pongas a investigar, es clara. Lo podemos ver en los demás o en nosotros mismos, como se va creando en tu interior una sensación de separación, de desconexión, de aislamiento, mientras sigues pensando incesantemente  sobre el problema en cuestión. También habrás comprobado que no se resuelve nada, así…

Descubrir un lugar interior, conocer como hacer un cierto gesto, le llamo yo, desde el que te paras a mirar esa situación más allá de sus apariencias y por tanto, más allá de tus pensamientos cerrados en sí mismos al respecto, es un privilegio. Es como salir de un pequeño lugar y entrar en un espacio donde hay una inmensidad de información y conocimiento sobre éso que ves. Por lo que tu percepción cambia para siempre.

No es tan difícil experimentar ésto alguna vez. Basta con seguir la invitación y enseguida se te muestra. No obstante, también se te mostrará enseguida la fuerza que tiene nuestra propia resistencia a salir del «tener la razón» y abrirte al «pues quizás no lo sepa todo sobre ésto». Y por éso (y otras cuestiones de más enjundia, para que nos vamos a engañar) nos resulta dificultoso aplicar esta visión más allá de las apariencias  con consistencia en nuestras vidas. Porqué soltar lo que yo creo que sé nos da mucho miedo. Pero es sólo miedo a lo desconocido. Porqué resulta que éso desconocido te ofrece de entrada, Paz. Y como consecuencia, multitud de nuevas herramientas para aprender a Vivir. Y nueva información y comprensión sobre la situación. Te convence de inmediato que no hay nada que temer, en este lugar, más bien todo lo contrario.

Un privilegio, señoras y señores, tener ESTO  nuestra disposición. Aunque lo perdamos, no importa. Porqué ahora ya sabemos que siempre lo volveremos a tener a nuestra disposición. Lo único que necesitamos es volver a mirar más allá de las apariencias.