Valores

HONESTIDAD

Es para mi el valor más importante y fundamental. Sin honestidad dentro me pierdo fuera. Es como prostituirse, o venderse al mejor postor. Sin honestidad no se puede ser feliz, es imposible.

Antes me ocurría que aunque yo veía claro dentro no sabía como expresarlo fuera. Porque la visión o lo que me mueve es muy diferente a la mayoría. Esa sensación me ha mantenido en la penumbra, escondida, mucho tiempo. Ahora veo que se trata de lo contrario. De entender que esa diferencia es la clave.

Presentarme ante un cliente que busca algo distinto a nuestra propuesta (muchos buscan coaching convencional, le llamo, de ese que caduca a las pocas semanas o sólo es de cara a la galería) y comunicarle claramente que éso no es lo que ofrecemos (nuestra consultoría busca transiciones reales en el interior de la empresa hacia un nuevo formato)  es más satisfactorio que ningún otro logro. Es decir, si consigo el contrato pero no he sido honesta no obtendré la misma satisfacción que si he sido honesta y no he conseguido el contrato. Hay que experimentarlo para entenderlo. Quizás sea la reacción biológica a sentir que estoy en mi ruta, que esa es mi mejor aportación al  mundo…ese encaje es muy satisfactorio y no solo dentro, si no que fuera se corresponde con éxitos en concordancia real!

Cuando cotilleo en el sector del coaching empresarial y escucho a influencers o «gurús» del management, la mayoría me parecen absurdos y engañosos, con discursos completamente caducados.  Y no es fácil seguir a ese sentir, porque pareciera va en contra de todo lo demás y desconcierta. Pero es imprescindible respetarlo, porqué  es ahí cuando el poder de la honestidad se activa y os aseguro que es potente. Los recursos se disparan y las oportunidades aparecen. Existe el marketing de la honestidad y consigue cosas increíbles. No necesita de inversión económica ni anuncios destacados en google. Solo necesitas ser honesto.

En el nuevo paradigma la honestidad resulta conveniente. Solo los proyectos honestos van a triunfar, porqué la falta de honestidad sale a la luz cada vez con menos margen de actuación. Solo tienes que observar en global para darte cuenta. Es una muy buena inversión trabajar en reconocer tu propia honestidad. Os animo a hacerlo!