NUEVOS SIGNIFICADOS A LAS PALABRAS

Aunque pueda parecer una moda y de algún modo lo sea, ésto que algunos llaman, una “nueva consciencia” o “nueva era”, en realidad no lo es. El descubrimiento del que algunos seres humanos estamos participando, en el que estamos re-conociendo una nueva dimensión dentro (y fuera) de cada uno de nosotros, nos ofrece una nueva interpretación, una nueva visión, un entendimiento distinto de cada vivencia, persona o situación. Una absoluta y más más real nueva visión del mundo.
Es divertido. Fascinante, interesante, muy curioso. Creo reconocer, en esta mirada que se me ofrece y puedo ofrecer al mundo, a esa mirada de los bebés cuando todavía nadie les ha explicado que eres o quien eres, y te miran muy fijamente a veces pareciendo hasta extrañados, por algo que ven en ti…

Descubro, en esta nueva perspectiva, nuevos significados de las palabras. Amor (con mayúscula) ya no significa lo mismo que significaba amor (con minúscula). Perdón, no tiene nada que ver con lo que yo entendía que era el perdón. Y Disfrute, la palabra que aquí nos une, tampoco se presenta de la misma manera.
Antes, disfrutar era algo que yo hacía o entendía que me ocurría a mí, en privado. Que buscaba, que deseaba. Que implicaba algo fuera que tenía que suceder de una determinada manera. Que podía compartir contigo, si tu también disfrutabas con lo mismo, y entonces sí, disfrutar ambos. Pero en cualquier caso se daba en mi terreno puramente personal, ese disfrutar. Ahora, Disfrutar, es Dar Fruto. En el sentido más obvio, como cuando el árbol da su fruto cuando le brota, y no piensa quien lo va a coger o quien no, o que va a ocurrir con sus frutos. Dar fruto es darlo, sin más. Y ahí en ese dar sin más, encuentras al fin, lo que significa Disfrutar. No hay disfrute en el mundo de lo aparente que se le iguale.

Mira cómo lo hace el árbol, cuando da fruto, y verás como se hace. Su humildad, sencillez, abundancia y generosidad. La arrogancia humana nos lleva a creer que sabemos más que los árboles, por seguir con el ejemplo. Pero si miramos con honestidad como da frutos él y como los damos nosotros, quizás comprobemos que tenemos todavía mucho que aprender…

Gracias