QUÉ SE PROPONEN?

Desde principios de este otoño la gran mayoría de las noticias, los discursos, los debates y la mayor parte de los medios de comunicación que recibimos, vamos, los habituales, siguen una misma línea en el tono, en la forma y en el contenido. Han agravado la sintonía de su mensaje. Hablan de un 2012 “mucho peor todavía”, siempre y claro está, económicamente hablando. Parece que no exista nada más en el mundo, parece que no haya más opciones en ningún sentido ni de ninguna clase.

Escucho, leo, miro, presto atención…qué pretenden? Me pregunto. Informar, dirán algunos. Ya, para qué? Lo que ha ocurrido es simple, tal como yo lo entiendo. Llenan y llenan espacios escritos y hablados, pero si nos fijamos, se dice una y otra vez lo mismo, aunque si quizás cada vez de forma más clara.  Lo que ha ocurrido es que los que han gestionado el mundo de la forma en los últimos años, y en los diversos sectores desde los que se gestiona (todos sabemos cuales son, no hace falta repetir), se han hecho un verdadero lío. La desmesurada voracidad de su locura les ha conducido a una situación de la cual no saben como salir. Los recursos que tienen y a los que acuden son los mismos que les han traído hasta aquí. Por aquí y de esta forma, es obvio que no hay solución ni salida alguna. Que más hay que explicar?

Vayamos un poco más allá, os propongo. No quedarnos solo en la superficie es siempre la propuesta. Qué estado anímico, emocional, interior, nos producen todo este tipo de mensajes? A donde nos llevan? Puedes comprobarlo: escucha la radio, por ejemplo. Cualquier emisora en las horas puntas, ofrece noticias. Escucha el tono, el contenido. Mira que te producen. Ahí lo tienes.

Es acaso desde ese estado desde el que conseguiremos hacer algo diferente? Es desde ahí desde donde podemos proponer nuevas ideas, desarrollar proyectos en común, crear nuevas opciones? Es desde ahí?

Justamente lo que necesitamos es lo contrario. Estar en contacto con otra dimensión diferente de la densidad de las emociones que constantemente nos están invitando a alimentar. Lo que necesitamos es aprender a estar en contacto con la energía de la Vida, de la Presencia, de la Creatividad, que incluye de forma natural la cooperación entre las personas y el desarrollo de nuevas alternativas. Lo que necesitamos es aprender a vivir de otra forma. Necesitamos nutrirnos de energías que nos ayuden a subir el ánimo y la motivación para crear y hacer de una nueva forma, con una Nueva Conciencia.

No podemos evadirnos completamente de toda la influencia de esta energía, que no es otra cosa que la del ego colectivo, resistiéndose a que todo ese mundo creado para mantener esa ambición desmesurada se esté derrumbando. Al ego colectivo y a su energía, muy potente ciertamente, le interesa que sigas en el mismo lugar, que no te muevas, que estés asustado, que sigas siendo una marioneta esclavizada. El grave problema (y que en realidad es para nosotros una muy buena noticia) es que éso ya tampoco le sirve para continuar manteniendo una estructura insostenible. Es en realidad una maniobra de completa autodestrucción.

Sal de la sopa. Intenta unirte a otras opciones, a otros grupos de personas. Intenta nutrirte de otras formas de aprendizaje para vivir la vida. Conecta con otras partes de la sociedad que sí están creando nuevas opciones, que sí están ilusionadas trabajando por el cambio, que si están sintonizadas con algo sobre lo que quizás sabemos muy poco, pero con lo que quizás encontramos un caminito a seguir. Busca algo diferente y lo encontrarás. Pero, bajo ningún concepto creas que todo lo que te están contando es lo único que ocurre. Mira más allá de la superficie y encontrarás algo más…

En fin. Unas letras que me surgen desde una mañana en casa, contemplando las diferentes opciones que bailan a mi alrededor, y teniendo la certeza de que puedo escoger la pareja de baile. Y con el ánimo de decir a otras personas que también tienen ese libre albedrío a su disposición. Gracias